top of page

¡Motívate a entrenar! Consejos para rendir al máximo.

¿Desmotivado para entrenar?

Una de las principales preocupaciones de entrenadores, ajedrecistas y familiares es cómo mantener la motivación hacia el entrenamiento después de un mal resultado. Lo primero que debemos comprender es que es uno de los procesos psicológicos más estudiados por los especialistas. En muchas ocasiones explica la iniciación, continuidad, el esfuerzo y hasta el abandono de la práctica deportiva.



¿Qué es la motivación en el deporte?

El término motivación proviene del verbo latino movere, que significa mover, esto permite entender un concepto relacionado a un estado interno capaz de activar, dirigir y mantener la conducta hacia un objetivo. La motivación en el deporte se refiere al impulso o la fuerza interna que dirige y mantiene el comportamiento de un deportista hacia la consecución de metas específicas.

Se reconocen generalmente dos tipos de motivación: la intrínseca y la extrínseca.


  • Motivación intrínseca: Es la que surge dentro del individuo, es decir, en los propios deseos de satisfacción de necesidades y autorrealización, independientemente de la recompensa externa. Se realiza únicamente por interés o por el placer de realizarla. Por lo general es el tipo más valioso de motivación, ya que genera altos niveles de compromiso.

  • Motivación extrínseca: Esta motivación tiene sus raíces fuera del individuo, es decir, en la expectativa de recibir una recompensa (premio, dinero, posición) que surge como consecuencia de la conducta motivada. Este tipo de motivación es de menos fuerza que la intrínseca, ya que no proviene del compromiso, sino de la expectativa de un beneficio futuro.


Factores que influyen en la falta de motivación de los ajedrecistas.

Todos hemos pasado por momentos de falta de motivación por un resultado adverso. Si esto no es manejado adecuadamente, comienzan a surgir complejos estados emocionales negativos. Esto se puede convertir para muchos ajedrecistas en un ciclo de pocos avances y más retrocesos. Veamos algunas de las razones más comunes:


  • Particularidades del ajedrecista: Un ajedrecista con vivencias anteriores de fracaso, estará menos motivado que otro con rachas ganadoras. Puede presentar pensamientos limitantes. No todos tienen la misma necesidad de conseguir éxito para demostrar su maestría.

  • Rendimiento bajo: Sensación de estancamiento, errores frecuentes o el poco dominio de una técnica en específico causa desinterés.

  • Cansancio o agotamiento psicológico: Este estado mental de fatiga puede coincidir con la etapa final, es decir, el momento en el que el ajedrecista ya se ha enfrentado a la mayor parte de las competiciones fundamentales para las que se había preparado.

  • Falta de sueño: Esto suele ser una problemática que generalmente no se le atribuye a la falta de motivación. Por lo que debemos entender que, a menos horas de sueño, menor recuperación mental y física, por lo tanto, el ajedrecista presentará mayor cansancio.

  • Estilo de enseñanza y métodos del entrenador: Una inadecuada comunicación y empatía además de la creación de falsas expectativas de rendimiento puede generar falta de motivación.



Consejos para mantenerse motivado y rendir al máximo.

Diversos estudios hacen referencia a la Teoría de Autoeficacia del psicólogo Albert Bandura. En ella explica que cuando mayor es la autoeficacia percibida por un deportista, mayor es su resistencia al fracaso, mayor el esfuerzo que emplea para conseguir sus objetivos y, por supuesto, mayor el control que puede ejercer sobre su motivación. El deportista está motivado para hacer aquello que cree que hace bien. La expectativa de maestría influye en la ejecución.

El conocimiento profundo de nuestras fortalezas y debilidades técnicas, físicas y psicológicas contribuye al mantenimiento de la motivación. Le proponemos los siguientes consejos:


  • Establecer objetivos y metas: Trazar objetivos específicos, medibles y con plazos definidos puede proporcionar una dirección clara y un sentido de logro, lo que aumenta la motivación. Divide tus objetivos a corto plazo en pequeñas metas realistas, ya que si las metas son poco realistas y no las puedes cumplir puede que esto te frustre y te haga dejar de intentarlo. Los objetivos a largo plazo se logran con los pasos que se dan día a día.

  • Organización y planificación: Nuestro deporte cuenta con una amplia bibliografía, numerosas aplicaciones y un sinfín de recursos para poder practicar. Esto suele ser beneficioso siempre que se escoja previamente el material adecuado a trabajar. En muchas ocasiones los ajedrecistas se obsesionan por acumular materiales, pero a la hora de comenzar a trabajar la indecisión de no saber por dónde le crea lentitud y por consecuencia falta de motivación.

  • No buscar la perfección: En ocasiones los ajedrecistas padecemos de la tendencia al perfeccionismo. Esto se refleja cuando a pesar de obtener buenos resultados se quedan con los errores cometidos y se observa una autocrítica creciente.

  • Variar la rutina de entrenamiento: Incorporar actividades variadas o auxiliarse por un compañero de entrenamiento puede motivarte a rendir por más tiempo.

  • Cuidar por el adecuado descanso: Las largas horas de juego en un torneo de Ajedrez requiere de una gran reserva de energía. Por esto es importante velar por un adecuado descanso desde semanas antes de la realización de un evento.

  • Recuerda tus motivadores: Es importante encontrar lo que nos gusta, dado que de este modo será más fácil persistir y es más probable que los días que nos encontramos menos motivados no abandonemos el esfuerzo.

  • Observar los niveles de energía: No todos los días nos levantamos con el mismo estado de ánimo por lo que es necesario que se busque herramientas de cambio emocional que genere motivación hacia la actividad.

  • Crear sus propias herramientas motivacionales: La música, los audiovisuales y la lectura son buenos aliados para gestionar emociones.

  • Celebrar los logros:  Llevar un registro del cumplimiento de las pequeñas metas contribuye a aumentar la motivación. Fijarse en cómo hemos mejorado nos hace sentir orgullosos de las metas alcanzadas, ya que ser consciente del progreso también ayuda a seguir motivados y persistir en las metas.

  • Diviértete: Disfrutar los torneos, conocer personas, compartir con los amigos o viajar, puede ser una fuente de motivación para el entrenamiento y la competencia.



Consejos para entrenadores


  • Desde el primer día que comienza el ajedrecista su formación, es función de los entrenadores velar por el desarrollo y mantenimiento de la motivación de sus alumnos. Por esto, se debe observar y registrar el comportamiento.

  • Se pueden utilizar estrategias de motivación cómo las siguientes:

  • Crear un ambiente agradable en el entrenamiento atendiendo a la composición y particularidades del grupo o en el trabajo individual.

  • Conocer las características de la motivación, objetivos y aspiraciones de los alumnos.

  • Variar los contenidos y las secuencias de ejercicios, rompiendo la monotonía.

  • Establecer metas de ejecución y desempeño real ista, basadas en sus capacidades.

  • Información constante de los objetivos y resultados obtenidos en el entrenamiento y la competencia.

  • Enseñar habilidades de gestión emocional cómo el control del diálogo interno, la respiración y la visualización permite evitar la falta de motivación.

  • Reconocer los logros y esfuerzos de los ajedrecistas, así como proporcionar retroalimentación constructiva para ayudarles a mejorar, mantiene su motivación, confianza y seguridad en la toma de decisiones.

Los ajedrecistas que no tienen herramientas para mantener su motivación ceden ante la primera dificultad. Por lo que es de vital importancia el conocimiento sobre cómo podemos motivarnos a nosotros mismos o contribuir al mantenimiento de la motivación de nuestros ajedrecistas. Una motivación adecuada no sólo aumenta la confianza del ajedrecista en sus posibilidades, sino que también hace disminuir los niveles de ansiedad y facilita la mentalidad correcta. Como dijo el campeón del Torneo de Candidatos 2024 Dommaraju Gukesh en una entrevista:

Lo principal fue que tuve la mentalidad correcta durante todo el evento. Desde el principio hasta el final, estaba de buen humor, completamente motivado y tenía muchas ganas de ganar .

En conclusión, conocer la importancia de mantener la motivación en el entrenamiento y la competencia puede marcar la diferencia en nuestros resultados. Efectuar los consejos de este artículo y adaptarlos a nuestras necesidades puede ayudarnos a mejorar y alcanzar nuevos niveles en nuestro juego. La motivación será el impulso que le ayudará a dirigirse a dónde quiere llegar. Disfrute el proceso.

268 views4 comments

4 Comments


Guest
Jul 04

Sin duda, la motivación del jugador de ajedrez es muy importante para entrenar y también al competir.

Muchas gracias Maestra Seidy por compartir tan valiosa información y por tan atinados consejos.

Like

Guest
Jun 28

Gracias Master Seidy, siempre puntuales y apropiados los consejos

Like

Guest
Jun 27

Excelente articulo!! la motivacion intrinseca y extrinseca lo hemos aplicado :)

Like

Mr Peter
Mr Peter
Jun 27

Excelente información! Gracias por ayudarnos a conocer éstos detalles para beneficio de nuestros atletas.

Like
bottom of page